Temazo!: Halford – Silent Screams (2000)

 

 

Rob Halford comenzó a cantar en su adolescencia en algunas bandas de hard rock sin mayor trascendencia como Thark, Lord Lucifer, Athens Wood, o Hiroshima. Antes de integrarse a Judas Priest, Rob alternaba su vocación musical con su trabajo de ingeniero de iluminación de teatro, lo que le ayudaba a cubrir gastos. En 1973, a través de su hermana, conoció a Ian Hill, bajista de la ya formada banda Judas Priest, novio de la hermana de Rob. Fue así como Ian y algunos miembros de Judas, un día que estaban en casa de los Halford, escucharon por casualidad a Rob cantando frente a la radio. Judas Priest se había quedado sin su vocalista fundador, Al Atkins, con lo que Ian le propuso a K.K. Downing, guitarrista de la banda, hacerse con los servicios de Rob como vocalista. El resto de los miembros del grupo quedaron sorprendidos al escucharlo, por la cual fue contratado de inmediato.

 

Así, Rob Halford comenzó una exitosa carrera junto a una de las bandas más influyentes de la historia del heavy metal, que se extendería por casi 20 años, desde 1973 hasta 1992 en su primera etapa con la banda. Halford es conocido por su enorme rango de sonidos que comprende varias octavas, por sus gritos agudos y su apariencia. Rob Halford ayudó a definir el Heavy Metal e introdujo, inspirándose en la cultura del cuero, el cuero con taches metálicos como signo particular y distintivo del Heavy Metal; a partir de entonces artistas y fans de todo el mundo adoptaron tal estética como propia. Halford reforzaba esa imagen de “cuero y metal” al incluir una Harley-Davidson que conducía sobre la tarima en cada presentación en vivo de Judas Priest. Por su gran influencia en el rock, el heavy metal y la música metal en general, se le ha llamado Metal God (Dios del Metal, que además hace referencia a la canción Metal Gods del grupo).

 

Siendo parte de Judas Priest, Rob Halford realizó importantes colaboraciones con otros músicos de la escena. Una de las más notorias fue cuando en 1985 el vocalista Ronnie James Dio utilizó su música para recaudar fondos y contribuir a combatir el hambre en el mundo a través de Hear n’ Aid y el tema “We Are Stars”, en el que Halford tomó parte junto a otros músicos de renombre.

 

 

Ese mismo año fue, igualmente, en el que ocurrió un acontecimiento penoso en la vida de Rob: intentó suicidarse en la suite de su hotel tomando un lote entero de tranquilizantes. La confesión vino años más tarde, y de él mismo. El hecho estaba relacionado con sentirse muy presionado por su homosexualidad. Lo que entonces no sabía Rob Halford es que 5 años más tarde, en 1990, esos “tranquilizantes”, se convertirían en el titulo de uno de los álbumes más influyentes de la historia del heavy metal, Painkiller, cuya traducción al español es “analgésico“.

 

En esta época empezaron las primeras fricciones en la banda, Rob Halford se interesaba por un heavy metal alternativo, al estilo de Pantera, los cuales telonearon a Priest en su periplo norteamericano. Fue finalmente en la Operación Rock And Roll 1991, un festival para celebrar la victoria en la Guerra del Golfo, cuando Judas Priest dio carpetazo a su relación de amistad, aunque oficialmente no se dio a conocer la ruptura hasta principios de 1993, a pesar de ser ya conocidos los roces internos en el grupo.

 

Durante ese periodo de incertidumbre en el que no se sabía aún con certeza sobre la separación de Rob Halford de Judas Priest, ocurrió un hito de la historia del metal: Black Sabbath se encontraba en la gira de su álbum Dehumanizer (el que significó el retorno de Ronnie James Dio a la banda), cuando en sus dos últimas fechas coincidieron en California con dos conciertos de Ozzy Osbourne, su antiguo cantante, en su gira de despedida “No More Tours”. Tony Iommi y Geezer Butler aceptaron tocar antes que Ozzy en los shows, pero se toparon con la negativa profunda de Dio por profundos roces entre ambos cantantes originados en la década anterior. Ronnie se negó en redondo a cantar, por lo que se le pidió a Halford sustituirlo, que aceptó con gusto, así que desde el 13 hasta el 20 de noviembre de 1992, Rob Halford se convirtió en el vocalista de otra de las bandas más influyentes en la historia del metal: Black Sabbath.

 

Tras este histórico acontecimiento, Rob Halford y Scott Travis dejaron entonces a Judas Priest y juntos formaron Fight, del cual surgieron dos trabajos discográficos: War Of Words (1994) y Small Deadly Space (1995). El proyecto mostraba a un Rob Halford más agresivo musicalmente en comparación con su trabajo junto a Judas Priest, aunque sin el mismo éxito, lo que le llevó a experimentar con nuevos sonidos. En 1997 Halford exploró otros géneros musicales influenciados por la música electrónica con otra banda-proyecto denominada 2wo. Tras su lanzamiento, en 1998, Halford sorprendió a la prensa internacional al anunciar en la MTV su homosexualidad, la cual fue bastante bien aceptada por los fans; aunque esto era ya conocido por todos los miembros de Judas Priest y un secreto mal guardado entre su público.

 

En el año 2000, Rob Halford retomó el heavy metal clásico cuando fundó la banda Halford para volver a sus raíces con álbumes como Resurrection, (album del cual extraemos esta gran Temzao! semanal), Live Insurrection y Crucible.

 Live Winnipeg MB, November 20, 2010:

Imagen de previsualización de YouTube

Live 7-17-10 – The Regency Ballroom – San Francisco:

Imagen de previsualización de YouTube

 ”Halford: Resurrection World Tour – Live @ Rock In Rio III” DVD:

Imagen de previsualización de YouTube

Letra:

Look at me I’m chasing
After dreams left in the storms
What I am is all
That really matters now
That lies are gone –
The lies are gone
And the lies are gone
The lies are gone

Tempting fate and losing
Friends along the way I loved
No regrets
I’m standing
With a needle in my heart –
Needle in my heart,
Needle in my heart,
Needle in my heart

You’ll never know
My life means everything
Still I scream because
There’s nothing left to do until the end

The world goes on
With all that I’ve become
And still I scream inside
For all the pain I’ve taken hasn’t changed

Nothing’s changed at all
The truth is like a chain
Heaven’s calling me
The place that I belong
Killing pain –
Killing pain

Close my eyes a million faces
Get inside my mind
Take a breath and fill my troubled
Soul with all mankind
Killing pain –
Killing pain
I’m killing pain
Killing pain

You’ll never know
My life means everything
Still I scream because
There’s nothing left to do until the end

The world goes on
With all that I’ve become
And still I scream inside
For all the pain I’ve taken hasn’t changed

The man in black
I’m coming back to spew my evil hate
My crown horns and bloody thorns
I’ll dig up what you fear

I am the shape that’s in your room that
Watches over you
I am the needle in your heart – you
Disillusioned God

I am God, I am fate, I am all the sins you
Make, yeah – hate
I am black, I am white, I’m the blood upon
The knife, yeah – hate

Since time began I made a vow to drag you
Underground
To steel your soul of purity and watch you waste away

I am pure, I am right, I am the God that
Makes you fight, yeah – hate
I am life, I am death, I will steal your final
Breath, yeah – hate

I prey upon your broken dreams you
Weakness gives me strength
I’m laughing at your silent screams I’ll
Crush you with my hate

You take it all
And face the fear that’s here
Until the Silent Screams
It leaves you with no choice to carry on

You’ll never fall
When all is said and done
The only Scream is here
The journey never ends – it’s just begun…

The lies that never learned
The needles in my heart
And things will never change
So every time I scream I’m killing pain

Comparte esta noticia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>